Grecia: el templo de los dioses

grecia-caposunio

Grecia se compone de su capital Atenas más 6.000 islas, entre ellas: las Islas Jónicas, las Sardónicas, las Cícladas, las del Egeo, la isla de Creta y el archipiélago del Dodecaneso. Grecia es conocida por sus templos y esculturas clásicas, reflejo de una gran cultura antigua considerada el origen de la civilización occidental.

Atenas es la ciudad más grande del país y posee gran cantidad de restos arqueológicos de notable relevancia. Se puede visitar la Acrópolis, con el Partenón, Erecteion, Propileos, templo de Atenea Niké y el museo. También se pueden ver: el Ágora antigua; Ágora romana, donde se puede encontrar la Torre de los Vientos; Arco de Adriano; Monumento de Filopappos; Monumento de Lisícrates; Templo de Zeus Olímpico; Pnyx, una colina rocosa cercana al Filopapos; el Areópago, una pequeña elevación rocosa frente a la Acrópolis donde se celebraban los juicios durante la Época Clásica; Estadio Panathinaiko, también llamado Kallimarmaro, estadio de mármol blanco construido en 1895 para los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, en la misma ubicación donde se encontraba el estadio de la antigua Atenas; Academia de Platón; Monasterio de Kesariani, situado sobre la falda del monte Imitos. Además en esta ciudad podréis ir a varios museos: Museo Arqueológico Nacional, Museo Benaki, Museo de Arte Cicládico y Museo Bizantino y Cristiano.

Corfú es la denominada por los nativos «isla verde». Se trata de la más pintoresca de las siete islas del mar Jónico. Esta alberga varias fortalezas, herencia de batallas y conquistas diversas. Su nombre proviene de la mitología griega. Se cuenta que Poseidón se enamoró de Córcira y la raptó. El dios marino la llevó a la isla, hasta entonces sin nombre, y como regalo nupcial le dio su nombre, Kórkyra, que acabó evolucionando a Kérkyra.

Delfos, declarado Patrimonio de la Humanidad, mezcla arqueología con modernidad. Sus restos históricos se encuentran situados en una terraza del Monte Parnaso, a 600 metros por encima del nivel del mar, desde la cual podemos disfrutar de una excelente panorámica. Se pueden visitar: las ruinas del Templo de Apolo, del Templo de Atenea y del Teatro; además del Museo de Delfos, el cual posee la esfinge de Naxos, la escultura de Antinoo y la del Auriga de Delfos, entre otras.

Elefsina fue una antigua población que albergaba un santuario dedicado a Deméter y a su hija Perséfone.

En Lesbos los sitios de interés son: Mitelene, su capital, que alberga el Castillo; y el Acueducto romano de Moria, del siglo III a.C. y Thermi, una zona de aguas termales muy importante también por su valor arqueológico.

Tesalónica conserva restos de las murallas de la época helenística. En las laderas y la parte baja está la antigua ciudad turca, destruida en 1917, reconstruida posteriormente y que conserva iglesias bizantinas así como el arco de Galerio.

Tirinto (nombre homérico que significa grandes murallas), posee restos arqueológicos micénicos y fue una fortaleza durante más de 7.000 años desde la Edad de Bronce. Así mismo esta ciudad se nombra en algunas leyendas como lugar de nacimiento de Hércules.

Otros lugares interesantes para ver son: Íos, Ítaca, Kalambaka, Kastoriá, Kíos, Kos, Kozáni, Macedonia, Myconos, Náxos, Patmos, Patras, Pellá, Rodas, Santorini y Siros.

Grecia es el sitio perfecto para reuniros con los dioses del Olimpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.