Tokio: tradición y modernidad

tokio-noche

Tokio, capital de Japón, es una ciudad que se caracteriza por su diversidad y sus contrastes. Esto es debido a que hasta mediados del siglo pasado, Tokio era un pueblo anclado en su tradición y que no aceptaba las nuevas tendencias modernas que provenían de otros países. Pero poco a poco vio que le era favorable abrirse a las nuevas tecnologías, y empezó a evolucionar y desarrollarse de una manera sorprendente y veloz. A pesar de esto, algunos tokiotas quisieron mantener su pasado, su religión, sus creencias, sus templos y sus kimonos. Así que hoy en día, resulta de lo más impactante (aunque habitual) ver paseando a una señora vistiendo el kimono tradicional, al tiempo que pasan por su lado un grupo de ejecutivos trajeados.

En relación a su modernidad, hay varios barrios en Tokio que podéis visitar. Por ejemplo si os apetece salir por la noche a divertiros, Roppongi es el barrio de copas por excelencia, repleto de bares occidentales donde se juntan muchos extranjeros. Roppongi significa literalmente «6 árboles» y se cuenta que el nombre tiene su origen en la época de Edo, donde vivían 6 daymios (terratenientes) en la zona, cada uno con el kanji (carácter de la escritura japonesa) de un árbol en su nombre. Cuando queráis ir de compras, dirigíos a Shibuya, ya que es el barrio comercial de esta ciudad. Es el sitio más transitado de Japón, donde podemos encontrar el famoso cruce con pantallas gigantes en los rascacielos, donde se emiten anuncios ininterrumpidamente. Si buscáis un lugar exclusivo y de alto nivel, Ginza es tu barrio. El nombre de Ginza significa «lugar de la plata» pues en 1612 Tokugawa Ieyasu estableció una casa de fabricación de moneda allí. En este encontrareis grandes almacenes japoneses como Matsuya, Printemps, Mitsukoshi, Takashimaya… Para ver una magnífica panorámica de toda la ciudad, tenéis Shinjuku, el barrio donde se encuentran los rascacielos más altos y donde también podréis ver la Torre de Tokio, la cual recuerda a la Torre Eiffel de París. Los apasionados de las nuevas tecnologías no pueden dejar de visitar el barrio de Akihabara, conocido como la ciudad electrónica. Hay que tener en cuenta las diferencias técnicas y funcionales que hay entre los productos electrónicos de allí y los de aquí, (voltaje y conectores, por ejemplo). Akihabara también posee espacios para conferencias y congresos, exhibiciones, estudios y laboratorios de creación de contenidos digitales. Es además sede del Centro de Animación de Tokio. Finalmente, un impresionante lugar para ser contemplado es la famosa bahía de Tokio, de reciente construcción, situada en el barrio de Odaiba.

tokio-asakusa

Tokio también es famosa por su parte tradicional, así que nos centraremos en ella. Justo en el centro de esta ciudad, se encuentra situado Kokyo, el Palacio Imperial. Actualmente es la residencia de la familia imperial japonesa y en la antigüedad era el emplazamiento original del Castillo de Edo de los shogun Tokugawa que dominaron Japón desde el año 1600 hasta el año 1867. A pesar de que no podemos visitar el recinto, es interesante ver los alrededores del palacio, circundado por grandes murallas pétreas y fosos con cisnes. Tocando las murallas están los jardines exteriores, constituidos por millares de pinos. En el barrio de Asakusa tenemos el Templo de Sensoji, construido en el 645 y visitado cada año por unos 20 millones de personas. Se trata del templo más antiguo de Tokio y está dedicado a la diosa Kannon. Cuenta la leyenda, que en el año 628, dos pescadores encontraron una estatua de la diosa en el cercano río Sumida y que aunque dejaban una y otra vez la estatua en el mismo sitio, ésta misteriosamente siempre retornaba a ellos. Dicha estatua está custodiada celosamente en una pagoda del mismo recinto y no ha sido nunca mostrada en público. Junto al templo está el Santuario de Asakusa, donde se celebra el conocido festival de Sanja, en el cual miles de personas desfilan transportando tres santuarios portátiles en honor a los fundadores del templo, acompañados en su camino por música y bailes tradicionales des del amanecer hasta la noche. Es de las pocas ocasiones en las que se puede ver a los yakuzas o mafia japonesa, a los que se reconoce porque en un momento de exaltación conjunta algunos de ellos se quitan sus yukata (prendas tradicionales) con orgullo para mostrar y exhibir su rasgo más destacado, un cuerpo completamente tatuado. El barrio de Shibamata alberga los templos dedicados a los Siete Dioses de la Fortuna. También posee el Templo Taishakuten del año 1629, el cual posee la figura de Taishakuten. Esta se trata la diosa guardián que protege del mal a los otros dioses del budismo y a su vez a los humanos. En uno los costados de dicha estatua hay inscrito «este Sutra es la medicina para todas las personas enfermas del mundo». Cuenta la tradición que todo enfermo que escuche el Sutra será sanado. A los amantes del reposo os recomiendo pasearos por el viejo barrio de Nippori, donde está situado el Cementerio de Yanaka enmarcado por cerezos en flor. Es aquí donde seguro os envolverá por completo la tradición.

No dejéis de visitar Tokio. Esta espectacular y entrañable ciudad… ¡Conquistará vuestros corazones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.