Consejos para viajar a la India (I)

taj-mahal-india

La India es un país fascinante y muy diverso, pero no todo son cosas bonitas. Los turistas que viajen a esa región, deben ser conscientes de a lo que se exponen. Podemos encontrarnos con varios estafadores, sobre todo en Delhi, Jaipur y Agra. Como sabemos que cuando estamos de vacaciones tendemos a relajarnos, disfrutar del viaje y a no prestar mucha atención a ciertas cosas que habitualmente veríamos al instante, os hablaremos de las estafas más frecuentes a turistas, junto a algunos consejos para evitarlas. Así como muchos indios sobreviven como pueden, los turistas también debemos aprender a hacerlo. Es evidente que no  todo el país es deshonesto, ya que dependiendo de las zonas que visitemos encontraremos un tipo de gente u otra. En las zonas rurales, menos turísticas y más deshabitadas, generalmente no se practican las malas artes.

Si visitamos zonas turísticas, en cualquier museo, hotel, restaurante, etc. deberemos pagar muchísimo más que un residente indio. Si preguntas a un habitante el porqué de esta abismal diferencia de precios, simplemente te dirá que los turistas son ricos. Vamos ahora a comentar algunos de los timos más graves.

Nunca te fíes cuando el taxista te diga que tu hotel está lleno porqué se lo han dicho otros taxistas o que lo sabe porqué hace poco que llevó a otros turistas, ya que simplemente lo hace para llevarte a otro hotel donde él tiene comisión. Hay incluso hasta veces que paran en un portal sin cartel, que te dicen que es tu hotel y que sale una persona de ahí diciéndote que está completo y te llevan a otro (en el que tienen comisión claro). Si el hotel lo habías pagado por adelantado, esto tendrá poca gracia. Así que estaos atentos, fijaos que el hotel tenga el cartel adecuado, entrad vosotros mismos a comprobar el estado del hotel, y si os dicen que está completo y ya habíais pagado, pedid una tarjeta para poder reclamar en la Oficina de Turismo o directamente a la Policía. Este timo del hotel completo lo encontraréis sobre todo en Delhi, Agra, Varanasi y Jaipur.

Otra posible estafa es que tu hotel esté realmente completo. En este caso solo podrás reclamar si has pagado por adelantado. Esto es complicado de evitar, ya que si no hay pago por adelantado, la reserva no se considera demasiado y se da prioridad a otras reservas que desembolsen el dinero con anterioridad. Recomendamos pagar el hotel por adelantado. En el caso de que lleguemos y esté lleno, nos devolverán el dinero y tendremos que buscar otro hotel. Esto os pasará sobre todo en los hoteles conocidos como «Indian Style», de medio y bajo nivel, situados al norte.

Otro timo es que te cambien el producto que has comprado, mientras te lo están empaquetando, por otro de menos calidad o defectuoso. Así que estate atento, no pierdas el producto que compres de vista y no te dejes distraer. Esto sucede sobre todo en lugares de un día de estancia, ya que así es más difícil volver para reclamar algo.

Aunque esto no es demasiado habitual, ha habido casos de envenenamiento por comidas en mal estado en Delhi, Agra y Varanasi. Esto lo hacen algunos hoteleros con comisiones a carísimas clínicas privadas que te recomiendan. Todo esto ha sido investigado por compañías de seguros occidentales, al percatarse de la coincidencia de estos casos en ciertos hoteles y clínicas privadas. Si en algún momento sospecháis de algo, consultad con vuestro seguro e id a una clínica con la que este tenga convenio.

Otro posible fraude es que te vendan la moto de un hotel con espectaculares vistas al Taj Mahal, y luego llegues y el monumento se encuentre a más de 3 km y el hotel no esté orientado hacia él. Todo esto es fruto de un fotomontaje. Como en todos estos casos, reclama a la Oficina de Turismo.

Ve con cuidado al comprar billetes de tren o de avión, ya que te dicen que te cobran un precio, y luego te das cuenta de que te han cobrado el triple. Ten en cuenta que casi todos los billetes de trenes, buses y museos tienen el precio con números. En caso de fraude, reclama a la Oficina de Turismo y a la Policía.

En las zonas más turísticas del norte de la India encontramos una cantidad considerable de comisionistas, los cuales te llevarán a tiendas, en las cuales te cobrarán de más para darles una comisión de hasta el 35%. Vigila si viajas a Udaipur, donde se pasea el falso estudiante de pintura que te llevará a una supuesta escuela de pintura, pero que en verdad es otra tienda a comisión. Así que te recomendamos entrar siempre solo a las tiendas, sobre todo a la hora de pagar, para que no tengas luego sorpresas desagradables. A pesar de que no todos los comisionistas te van a perjudicar (incluso algunos te pueden encontrar habitaciones a buen precio), siempre es mejor que intentes evitarlos.

Otra estafa habitual son las falsas oficinas de turismo, las cuales nos pueden salen muy caras. Sed conscientes de que la única Oficina de Turismo oficial de India está en Nueva Delhi, concretamente en Connaught Place (Janpath 88). Al preguntar por la zona, la mayoría de la gente te intentará llevar hacia agencias de turismo privadas, donde recibirán una buena comisión. No te distraigas de tu objetivo y ve a la dirección que te hemos dicho para evitar más fraudes.

Si vas con los ojos bien abiertos y tienes en cuenta todas estas recomendaciones, disfrutarás plenamente de este maravilloso país sin ningún percance adicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.